home

Estudio sobre Pérdida Auditiva

¿Ha perdido repentinamente su audición dentro de las últimas 72 horas?

La pérdida auditiva aguda es el inicio repentino de la pérdida de audición. Normalmente ocurre en un solo oído y sin causa conocida. Aquellos que experimentan pérdida auditiva aguda solamente son capaces de escuchar conversaciones o sonidos apagados a través del oído afectado. La audición puede recuperarse ligeramente, o por completo, en los días y semanas siguientes; sin embargo, existe la posibilidad de un daño permanente. Entre más grave sea la pérdida auditiva inicial, mayor es el riesgo de un daño permanente.

Las causas potenciales de la pérdida auditiva aguda incluyen:

  • ciertos tipos de medicamentos,
  • lesión en la cabeza, accidente cerebrovascular, tumores, o infecciones del oído medio o cerebrales,
  • ciertas infecciones virales,
  • disminución del suministro de sangre hacia el oído interno y el nervio que conecta el oído interno con el cerebro,
  • un ataque por el sistema inmunológico,
  • daño a las células en su oído que controlan su sentido del oído.

Opciones de tratamiento que actualmente están disponibles para la pérdida auditiva aguda:

  • Los regímenes con fármacos corticosteroides en dosis altas o infusiones que estimulan el flujo sanguíneo normalmente se prescriben para el tratamiento de la pérdida auditiva aguda. Sin embargo, no se ha demostrado claramente la efectividad de estos tratamientos.
  • AM-111, el fármaco del estudio que se está probando, es un tratamiento novedoso. Esto significa que es nuevo y distinto de cualquier cosa que alguna vez se haya hecho, experimentado o producido antes.
  • El AM-111 se ha desarrollado para proteger las células y los nervios auditivos después de la pérdida auditiva aguda. Actualmente, se está llevando a cabo un ensayo clínico con el fármaco del estudio AM-111 para la pérdida auditiva aguda en hospitales y en clínicas de especialistas en audición en Norteamérica, Europa y Corea del Sur.
  • Si su pérdida auditiva comenzó hace más de 72 horas, le recomendamos consultar a su especialista en audición local o a su médico de atención primaria.